¿POR QUÉ A MÍ?

Muchas son las personas que no alcanzan a entender porque la persona afectada actúa como actúa, porqué,  lejos de hacer algo para salir de ahí o de aceptar ayuda, se “aferra” a permanecer al lado de la persona que le hace daño. Si bien, existe una diferencia abismal en cuanto a la posición y visión de quien se encuentra dentro de la relación tóxica, de  quien se encuentra fuera. Si hay algo que comparten es el hecho de que ambas en realidad se cuestionan lo  mismo. Ya que al igual que las personas que la ven de fuera, la persona que se encuentra  dentro,  se plantean constantemente esa misma pregunta. Sin embargo, es esta misma que, por más que se esfuerza,  no alcanza a responderse ni a ella misma, por lo cual  su ansiedad y sentimientos de culpa aumentan. No obstante,  por supuesto que la respuesta existe, y en este punto me siento bendecida al  poder ahora ser yo quien pueda divulgar esa respuesta, puesto que gracias a Dios,  tuve la posibilidad de hacerme consiente de ella. Respuesta que por supuesto me costó mucho trabajo encontrar, pero que  a este punto, agradezco la oportunidad de poder ahora compartir.

Por lo general, todo lo que contempla este tipo de experiencias están llenas de preguntas ya que pareciera ser todo un gran misterio, donde las situaciones “absurdas” e “ilógicas” son las únicas que salen a relucir ante los ojos de los demás. Sin embargo, no lo es. Sólo se trata de desinformación, por lo que una vez informada y teniendo los conocimiento necesarios todo empieza a tener sentido y claridad y las preguntas entonces comienzan a ser respondidas una a una.

Así pues,  tenemos que unas de las preguntas más recurrentes, en este caso, planteadas por la persona afectada son las de ¿Por qué a mí?… ¿Por qué a mí,  que no he causado daño a nadie? ¿Por qué a mí, que lo único que pretendía hacer era amar y ser  amada? ¿Por qué a mí, que tan sólo he intentado compartir la vida? ¿Por qué a mí que sólo he intentado dar lo mejor? ¿Por qué a mí que lo único que hice fue quererlo y procurarlo? ¡Por qué!

¿Por qué a mí? Esta es la pregunta que llega a atormentar por un largo tiempo a la víctima al estar sufriendo traumas constantes y de haber recibido el impacto del trauma final,  al precisamente, haberse reconocido como  víctima de un psicópata y peor aún, al darse cuenta que  ese psicópata, es a quien tanto amó o incluso cree aún amar. No obstante esta  pregunta, al igual que otras tantas , por supuesto que cuenta con una respuesta.

Conoce más

https://www.amazon.com.mx/s?k=AMOR+CON+SABOR+A+SAL&i=digital-text&__mk_es_MX=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&ref=nb_sb_noss_2

Si el artículo te resultó útil, por favor, compártelo.

Gracias. Gracias. Gracias

Todos los artículos son autoría de abusonarcisista.com queda prohibido el mal uso de ellos para la obtención de beneficios secundarios o para la afectación a terceros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s